El Gobernador Víctor Manuel Tamayo Vargas propuso crear  la Dirección Minera, que es una realidad y entrega importantes resultados. La primera tarea de la dependencia adscrita a la Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad, fue reunirse con 34 asociaciones mineras del departamento y proponer apoyos.

En un trabajo articulado se logró avanzar además con la Agencia Nacional de Minería y la atención a los indígenas del resguardo Embera Chamí de Pueblo Rico, lo que beneficia de forma directa a 8 personas y de manera indirecta a 60.

También la realización de 10 mesas mineras con el objetivo de buscar estrategias conjuntas, para la resolución de conflictos y avanzar en la formalización. Se beneficiaron 130 personas de Quinchía, Pueblo Rico, Mistrató, Dosquebradas, La Virginia, Pereira y Santa Rosa de Cabal.

Una de las tareas encomendadas por el mandatario departamental fue lograr la formalización de los mineros artesanales del departamento, labor que se logró con la inscripción de 265 mineros de subsistencia a la página Génesis de la Agencia Nacional Minera.

La Dirección de Desarrollo Minero también gestionó y realizó la Mesa Departamental Minera de Risaralda, en la que participaron activamente delegados del gobierno nacional y los mineros tradicionales quienes resolvieron sus inquietudes.

Se apoyó el proceso de comercialización de minerales para pequeños mineros y tradicionales, por medio de la gestión del Registro Único de Comercializadores de Minerales.