La Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, trabaja en la toma de muestras con 182 familiares de personas desaparecidas en Samaná (Caldas), en el marco de las acciones humanitarias que realizan en el Magdalena Medio caldense.

Según la Unidad de Búsqueda la información genética será cotejada con los cuerpos que recupere la entidad en el marco del Plan de Búsqueda que realiza este mecanismo en la región. La Unidad de Búsqueda tiene dispuestos seis equipos de trabajo para la toma de muestras en cavidad bucal o toma de sangre, manteniendo todos los protocolos de bioseguridad ante la emergencia por el Covid-19.

Seis equipos técnicos se encuentran en el hospital San José de Samaná tomando muestras biológicas de familiares que buscan a sus seres queridos. En este ejercicio, los equipos de la UBPD, además, entrevistan a los familiares recogiendo información que sea útil para hacer la identificación.

Previo a la toma de muestra, los profesionales de la Unidad de Búsqueda explican a los familiares cómo este proceso aporta a la búsqueda de sus familiares y cuál es el papel de la UBPD. Adicionalmente, realiza una entrevista técnico-forense que permite ampliar información relevante para la búsqueda, indicó la funcionaria.

Es importante destacar que el Centro de Estudios sobre Conflicto, Violencia y Convivencia Social (Cedat), de la U. de Caldas; el Equipo Colombiano Interdisciplinario de Trabajo Forense y Asistencia Psicosocial (Equitas), y la Fundación para el Desarrollo Comunitario de Samaná (Fundecos) entregaron a la UBPD información que da cuenta de 187 casos documentados de personas dadas por desaparecidas en cuatro municipios del oriente de Caldas: La Dorada, Samaná, Norcasia y Victoria.