Una encuesta de  Cifras y Conceptos indica que un 66% de los consultados del sector salud, aceptó que el Covid-19 aumentó su carga laboral y del hogar. Afectación es el doble en las mujeres de un 30% y 17%  en hombres.

El 32% de las mujeres encuestadas han sentido la necesidad de dejar el trabajo por la dificultad de alternarlo con la vida familiar. Este porcentaje aumenta a un 40% en las mujeres que tienen hijos.

La más reciente encuesta de Cifras y Conceptos, realizada con el objetivo de conocer la situación real y actual de la equidad de género en el sector salud colombiano, reveló que en el sector persiste una brecha salarial, así como diferencias en cuanto a la carga laboral entre hombres y mujeres. Además, en el caso particular de las mujeres, existe un techo de cristal que les impide escalar de forma equitativa hacia los cargos directivos o de liderazgo.

El sondeo realizado para Mpodera, una iniciativa de mujeres líderes del sector salud que busca promover el crecimiento profesional de otras en igualdad de condiciones con los hombres, fue realizado a 500 personas de ambos géneros de 25 años en adelante, que laboran en empresas y entidades del sector salud en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla.

El 31% de los encuestados se desempeña en un cargo profesional, el nivel educativo más alto alcanzado por los hombres es universitario (30%) y el de las mujeres es especialización (31%). Como aspecto a destacar, se evidenció una estabilidad laboral en el sector, donde la mayor parte de los encuestados lleva vinculado 5 años o más en la misma empresa o entidad.

En cuanto a la estructura organizacional de las empresas, se evidencia que existe un techo de cristal para las mujeres, que les permite escalar hacia ciertas posiciones, pero hacia ciertas otras no, como los cargos directivos. Los resultados arrojaron que solo un 25% de las empresas del sector salud tienen participación femenina en cargos directivos. Además, la principal barrera de las mujeres frente a la equidad de género es la falta de confianza en el 14% de los casos.

“Esta encuesta nos muestra que las mujeres en nuestro sector – el sector salud – tienen mucho espacio para tener objetivos y metas más ambiciosas.  La mayoría consideran que han logrado sus metas; la mayoría también considera que hay techos de cristal; encontramos un sector cuyos directivos son, en su gran mayoría, hombres. Todas estas situaciones nos revelan el verdadero esfuerzo que debemos hacer como sociedad: enseñarle a nuestras niñas y jóvenes que pueden ponerse metas grandes, que pueden tener sueños enormes”, dijo Yaneth Giha, presidente Ejecutiva de Afidro y miembro fundadora de Mpodera.

Por parte de los directivos, las principales barreras que existen para promover la equidad de género son los estereotipos (33%) y la falta de conocimiento del tema (32%). “Las mujeres ven un desafío claro para superar las brechas laborales, el acceder cada día más a cargos en donde sus decisiones sean tenidas en cuenta y que estas sí tengan un impacto real”, resaltó la firma encuestadora.

Para los encuestados, es notorio que la brecha salarial y las diferencias en cuanto a carga laboral son una realidad, sobre todo cuando las mujeres son, en su mayoría, las que realizan el trabajo de cuidado no remunerado en casa, situación que se agudizó con la pandemia. El 32% de las mujeres encuestadas han sentido la necesidad de dejar el trabajo por la dificultad de alternarlo con la vida familiar. Este porcentaje aumenta a un 40% en las mujeres que tienen hijos.

Respecto a la pandemia, para el 66% de los encuestados aumentó la carga laboral y tareas del hogar durante el confinamiento. Al evaluar los resultados por género, se observa que el nivel de afectación es el doble en las mujeres que en los hombres, 30% respecto al 17% respectivamente.

La encuesta también evidenció que los roles femeninos en el sector salud están muy marcados y tienden hacia la parte asistencial, y que los cargos directivos a nivel hospitalario presentan una tendencia masculina. El principal cargo asociado a la mujer en el sector salud es enfermería (52%) y en el caso de los hombres es médico (38%).

En las organizaciones hace falta apoyo para el desarrollo de la maternidad y paternidad en el 33% de los encuestados dijo que en su organización cuenta con salas de lactancia y solo el 10% tiene un servicio de guardería.

“La mayoría de los participantes considera que la equidad de género ya es un tema de interés de la agenda pública, pero se requiere más unión de los líderes, un cambio de cultura y apoyo del sector privado.

Lo anterior, debe estar acompañado transversalmente de quienes participan de la formulación de políticas en educación pública y privada en los diferentes niveles de formación. Igualmente, es importante fomentar la seguridad y la confianza en las mujeres para que ocupen cargos directivos, dejen a un lado los miedos y crean más en sus habilidades, competencias y liderazgo”, concluyó César Caballero Gerente General firma Cifras y Conceptos.