22 familias que resultaron damnificadas por un incendio en el barrio Nuevo Horizonte, de Chinchiná, recibieron ayudas de la Gobernación de Caldas.

Se entregaron 22 kits alimentarios, 22 kits de cocina y 60 frazadas, distribuidos entre las 90 personas afectadas.

El director de la Jefatura de Gestión del Riesgo, Félix Ricardo Giraldo Delgado, señaló que continuando con las labores de apoyo al incendio ocurrido en Chinchiná, el Gobierno de Caldas dispuso de estos kits alimentarios con el fin
de suplir la necesidad alimentaria y de abrigo durante esos primeros días a los damnificados.

En un recorrido por las zonas afectadas, las autoridades determinaron el tipo de ayudas que se necesitan para superar esta emergencia en un plazo máximo de tres meses