La iniciativa se lleva a efecto con menores víctimas del conflicto armado,  entre 6 y 12 años, para favorecer la autoestima, el reconocimiento y el empoderamiento.

Las profesionales psicosociales de la Unidad para las Víctimas en el Eje Cafetero continúan avanzando en la implementación de la estrategia psicosocial virtual Cre-Ser, dirigida a niños y niñas víctimas del conflicto armado que tienen destinados en una fiducia sus recursos de indemnización y que no han participado de las estrategias con enfoque diferencial.

Esta metodología logrará beneficiar , al final del presente mes,  a por lo menos 90 menores víctimas de un grupo con edades entre 10 y 12 años, inicialmente en las ciudades de Pereira, Armenia y Manizales.

El objetivo es propiciar un escenario virtual en el que puedan expresarse frente a sus derechos y deberes como sujetos de especial atención, brindando herramientas y recursos emocionales que favorezcan la autoestima, el reconocimiento y el empoderamiento.

“La COVID-19 y las medidas de aislamiento social, nos ha llevado a generar nuevas estrategias para brindar el acceso de las víctimas, a las medidas de reparación integral, logrando cumplir la misión institucional de atender y reparar, en esta ocasión, a nuestros niños,  que son sujeto especial de acompañamiento y con lo cual esperamos guiarlos para que puedan hacer buen uso de su reparación  y ejercer su liderazgo”, dijo la directora territorial Laura Moreno.

De acuerdo con la edad, Cre-Ser virtual se desarrolla con dos grupos poblacionales: el primero de ellos niños  de 6 a 9 años y, el segundo, de 10 a 12 años. El programa está pensado para ser aplicado a grupos de máximo 10 niños y niñas, independientemente del hecho de victimización sufrido.

Construcción de la noción de ciudadanía, ejercicio Mis derechos y Deberes: participo usando mis derechos, Cre-Ser en mis emociones, Construyendo el mapa de mis emociones, Cre-Ser con mi historia y Cre-Ser hacia mis metas, son algunas de las temáticas puntuales tratadas durante los encuentros.