Científicos y expertos en Australia evaluaron estudios relacionados con café y la enfermedad hepática y descubrieron que beber más de dos tazas al día protege contra las muertes por esta infección.

Según el último informe publicado en Alimentary Pharmacology and Therapeutics, aumentar la ingesta de café puede proteger el hígado y ayudar a prevenir muertes relacionadas con este órgano, reporta un artículo difundido en la página Bartalks.

Un grupo de investigadores en Australia examinó datos de estudios previos relacionados con café y enfermedad hepática y descubrió que beber más de dos tazas al día puede ayudar a proteger contra las muertes relacionadas con la enfermedad hepática.

“Aumentar el consumo de café per cápita a más de dos tazas al día a nivel poblacional tiene el potencial de evitar cientos de miles de muertes relacionadas con el hígado anualmente si el impacto del café en la mortalidad

Relacionada con el hígado se confirma en ensayos clínicos”, dijo Sarah Gardner, de la unidad de trasplante de hígado del Hospital The Austin en Australia. Gardner y su equipo se refirieron a hallazgos de estudios previos según los cuales “en comparación con los no bebedores de café, las personas que consumen de 2 a 3 tazas al día tuvieron una reducción de 38% en el riesgo de carcinoma hepatocelular (CHC) y del 46% en el riesgo de muerte por enfermedad hepática crónica (EHC).

Si los consumidores bebían cuatro o más tazas al día, la reducción del riesgo de CHC era del 41% y de muerte por EHC, del 71%. Otros estudios han reportado reducciones de riesgo similares.

Los investigadores australianos estimaron el impacto potencial que tendría aumentar el consumo de café en la mortalidad mundial relacionada con hígado, y en particular el impacto que tendría beber más de dos tazas y más de cuatro tazas al día per cápita. Los investigadores utilizaron los datos de la Carga Mundial de Enfermedad 2016 para 194 países para modelar el impacto utilizando los índices de riesgo de un estudio publicado.

El equipo encontró que, si todos los países hubieran aumentado la ingesta de café per cápita de menos de dos a más de dos tazas de café al día, el número previsto de muertes relacionadas con hígado habría sido de 630,947 en 2016, con 452,861 muertes prevenidas.

Con base en estos datos, los investigadores dijeron que el café es una práctica de salud accesible y relativamente segura que puede reducir la mortalidad relacionada con hígado a nivel mundial. Según el equipo de investigación australiano, se requiere más investigación para confirmar los beneficios del café sobre la mortalidad relacionada con el hígado.