El político de Bucaramanga, segundo más votado en las elecciones presidenciales, estaría más interesado en las elecciones locales del próximo año que en debatir cuatro años en el legislativo. Al oficializar su renuncia indicó que es como tener a “Lionel Messi de portero”.

Rodolfo Hernández fue uno de los candidatos más votados en la historia de Colombia con 10 millones de votos en la segunda vuelta presidencial del pasado junio. No logró vencer al presidente actual, Gustavo Petro, pero el Estatuto de la Oposición en la legislación colombiana le otorgaba a él, y a su fórmula presidencial una silla en el Senado y otra en la Cámara de Representantes.

Hernández lleva dos meses en el cargo como Senador, la primera vez en el legislativo para este exalcalde de la ciudad de Bucaramanga de 77 años. En las últimas horas anunció en una reunión del Congreso, que próximamente presentará su renuncia.

Considera que el legislativo, no es digno de un hombre como él. “Es como tener a Lionel Messi de portero”, dijo en la reunión el político, comparándose con el jugador con siete balones de oro.

Lo más valioso son las acciones y no la habladuría, dijo en su comunicado. Entre la primera y la segunda vuelta presidencial se rehusó a debatir con Petro, a pesar de que un fallo judicial le obligaba. Y desde que llegó al Congreso no ha sido una de las cabezas de la oposición y, aparte de algunos discursos anticorrupción que marcaron su campaña (no aceptó las camionetas o el celular que reciben todos los congresistas), no ha logrado hacer consensos entre políticos de oposición para frenar las reformas de Gustavo Petro.