La Secretaría del Interior encabezará una comisión técnica que busca dar solución al problema del hacinamiento carcelario en el Quindío.

El jefe de la cartera Eduardo Orozco Jaramillo, explicó la intención del encuentro, que incluirá entidades como la Fiscalía, la Procuraduría, la Policía Nacional y posiblemente el INPEC.

“Nuestro interés es liderar un proceso en el que se encuentren en primera instancia, soluciones temporales que mitiguen las condiciones en las que se encuentran las personas privadas de la libertad en estaciones de Policía y en la URI. En el caso de los sindicados –de acuerdo con el Código Nacional Penitenciario-, es responsabilidad de los municipios y en complementariedad, de las gobernaciones” explicó.

La respuesta parcial, contemplada desde principios de año, es la identificación de algunos sitios en las localidades que puedan acoger esta población.

 “Ya lo hemos abordado con Montenegro, La Tebaida y Armenia, y estamos esperando a que respondan un oficio en el que les pedimos que nos determinen los bienes inmuebles que tengan a su alcance para su adecuación; un proceso en el que la gobernación prestará su concurso en materia presupuestal para ayudarles a llevar la carga en materia de recursos”. Entre tanto, la administración departamental ejecuta acciones de apoyo hacia esta comunidad (privados de la libertad), como la entrega la semana anterior de kits de aseo personal, desinfección de instalaciones y ropa.