La Sala de Reconocimiento de la Justicia Especial para la Paz informó que los intervinientes en la audiencia entregaron sus versiones sobre el delito de secuestro, les fueron imputados crímenes de lesa humanidad y de guerra a ocho miembros del antiguo Secretariado de las extintas Farc-Ep.

La Sala de Reconocimiento recibió hasta hoy diversas observaciones por parte de las víctimas, la Procuraduría General de la Nación y las respuestas de los comparecientes. La corresponde ahora valorar estas observaciones, así como el contenido del documento entregado por los comparecientes respecto a las imputaciones.

Luego de analizar judicialmente estos pronunciamientos, la Sala decidirá si fija fecha para una Audiencia de Reconocimiento, si establece que hay un reconocimiento pleno de las delitos imputados y aportes a la verdad plena.

Si hay reconocimiento, la Sala adoptará una resolución de conclusiones que remitirá al Tribunal para la Paz para que este imponga las sanciones restaurativas cuando corresponda. Estas sanciones deben ser consultadas con las víctimas, deben tener un propósito reparador, y pueden incluir restricciones efectivas de la libertad y otros derechos.

Los juristas evaluarán, si así lo establece, hacer remisiones a la Unidad de Investigación y Acusación (UIA) de la JEP si evidencia casos en que los comparecientes no asumen su responsabilidad y no están diciendo la verdad plena. En estos casos, los comparecientes podrían ser condenados hasta a 20 años de cárcel, luego de realizar el juicio adversarial ante el Tribunal para la Paz.

La Sala recuerda que, en el caso, denominado “Toma de rehenes y graves privaciones de la libertad cometidas por las FARC-EP”, se le imputó al antiguo Secretariado el crimen de lesa humanidad de privaciones graves de la libertad y el crimen de guerra de toma de rehenes.

También se imputaron otros crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos en relación con los secuestros, como homicidio, desaparición forzada, torturas, tratos crueles, violencia sexual y desplazamiento forzado.

La Sala de Reconocimiento emitirá otros autos de determinación de hechos y conductas para cada uno de los bloques de la extinta guerrilla de las Farc-EP, de manera que los antiguos mandos medios y los ejecutores de los hechos puedan también reconocer o rechazar las imputaciones realizadas en lo que les corresponde.