Una sentencia del Consejo de Estado dejó sin efectos un fallo proferido por el Tribunal Administrativo de Risaralda el 22 de noviembre de 2017.

Tal decisión condenó al Municipio de Pereira a pagar $40.023 millones por concepto de perjuicios materiales derivados de la sobretasa al deporte, cobrada sobre la actividad contractual durante el tiempo que estuvo vigente.

El impuesto tenía como propósito recaudar fondos para el fomento y la masificación del deporte, la recreación y el uso adecuado del tiempo libre, así como para la construcción, adecuación, mantenimiento y administración de los escenarios deportivos.

El fundamento de la demanda se basó en una sentencia del Consejo de Estado en 2012, que declaró la nulidad del acuerdo que había creado la sobretasa.

Dilber Vargas fue el abogado del Municipio, que promovió el mecanismo de eventual revisión que condujo a este fallo favorable para el Municipio de Pereira.

La Secretaría Jurídica de Pereira, Luz Adriana Restrepo Ramírez, dijo que ésta era una de las demandas más grandes que tenía el Municipio.