Sobre la margen izquierda aguas abajo del río Cauca, realizaban actividad minera ilegal en dos explotaciones subterráneas de oro aluvial.

Se identificaron impactos negativos sobre el medio ambiente y los recursos naturales en un área de 132 metros cuadrados

El pasado 17 de septiembre, la Autoridad Ambiental acompañó a funcionarios del Grupo de Carabineros, Policía Nacional (Seccional Caldas) y Batallón Ayacucho, a una visita de campo a la vereda Trujillo del municipio de Riosucio, con el propósito de emitir un concepto técnico relacionado con los daños ambientales asociados a una presunta explotación ilícita de yacimiento minero de oro aluvial.

Durante el recorrido se observaron dos explotaciones subterráneas de oro aluvial conocidas como cúbico y socavón, con el propósito de recuperar el oro existente dentro de los materiales (arenas y gravas) que componen los depósitos aluviales sobre la margen izquierda del río Cauca.

En el lugar encontraron 3 hombres que realizaban las explotaciones mineras ilegales con equipos y elementos mineros como: malacates, palas, baldes, mangueras, canecas y red eléctrica hechiza, entre otros. Los presuntos responsables y la herramienta utilizada quedaron a disposición de la Policía Nacional.

Estas personas no aportaron documentos que respaldaran la legalidad de la actividad de explotación de oro aluvial como el Título Minero y la Licencia Ambiental, conforme a lo estipulado en la Ley 685 de 2001 (Código de Minas), Ley 99 de 1993 y el Decreto 1076 de 2015. Tampoco se encontraron documentos o permisos que se asociaran al uso, aprovechamiento o afectación de los recursos naturales identificados, como Concesión de Aguas, Permiso de Vertimientos, Aprovechamiento Forestal o para el transporte del material vegetal.

Los impactos negativos o daños identificados sobre el medio ambiente y los recursos naturales en un área afectada de 132 m2, fueron:

  • Alteración del hábitat de especies de anfibios, reptiles, aves y mamíferos, provocando su desplazamiento y afectando los procesos de dispersión de semillas e intercambio genético.
  • Alteración localizada del ciclo biológico de las especies ícticas (peces) existentes en el río Cauca debido a: inhibición de la reproducción de los peces por la destrucción parcial de las zonas de desove y el fitoplancton que les sirve de alimento; emigración de los peces por ahuyentamiento, debido al ruido y perturbación del lecho del río durante la succión de materiales; alteración del hábitat de los peces y por consiguiente del nicho ecológico de las especies ícticas, es decir, la alteración de la función que desempeñan las especies dentro del ecosistema acuático.
  • Afectación de cobertura vegetal de especies como: samán, guadua, matarratón, piñón de oreja, azuceno, yarumos, platanillas, guácimo, coralitos, cordoncillo, balso, cedrillo, dormidera, cañaguate, caña brava, pastos y gramíneas, entre otras.
  • Contaminación de las aguas del río Cauca por el aporte de sedimentos y/o rocas provenientes del lavado de arenas y gravas, y de los combustibles y aceites que se desprenden de los motores.
  • Contaminación del suelo por el vertimiento directo de aguas no domésticas cargadas con sólidos (vertimientos industriales), provenientes de las labores de beneficio minero (lavado de arenas y gravas).
  • Inadecuada disposición de residuos sólidos ordinarios y peligrosos (recipientes y empaques plásticos, papel, residuos de comida y residuos de madera, entre otros).
  • Modificación del paisaje natural debido a la introducción de la explotación minera y la infraestructura asociada sobre la ribera del río Cauca.
  • Alteración del hábitat de especies de anfibios, reptiles, aves y mamíferos, provocando su desplazamiento y afectando los procesos de dispersión de semillas e intercambio genético.