Técnicos de La Federación Nacional de Cafeteros hicieron un llamado a los caficultores a mantener controlados los niveles de las plagas y enfermedades del café, que pueden ocasionar serios daños económicos al cultivo.

Si bien los promedios nacionales son satisfactorios, en algunos departamentos los productores deben prestar mayor atención a estos problemas. El llamado llega tras los resultados de un sondeo sanitario realizado por el Servicio de Extensión en más de 3 mil lotes de entre 2 y 7 años de edad en todo el país, el cual evidenció que, en noviembre, en algunos departamentos cafeteros los niveles de afectación de broca y roya superan el umbral de daño económico, 5%.

Si bien a nivel nacional los resultados arrojan niveles de infestación de broca de 2,02%, llama la atención la dinámica en departamentos como Cauca, Cesar, Guajira y Antioquia, que tienen porcentajes de lotes con broca superiores a 5%. En cuanto a la roya del cafeto, los resultados muestran que a nivel país el promedio de infección es de 4,46%.

Y al analizar los niveles de infección por tipo de variedades (resistentes y susceptibles), se observa un comportamiento muy diferente. La media de infección en variedades resistentes es de 3,76%, mientras que en susceptibles es 13,53%, que es alto y supera el umbral de daño económico. Para este grupo de caficultores, es fundamental realizar medidas de control en función de la zona geográfica y distribución de la cosecha.

Los departamentos donde, con base en el sondeo, debe prestarse mayor atención a la roya son Antioquia, Caldas, Huila y Valle del Cauca. Por último, la FNC recuerda a los productores que cuentan con todo el respaldo institucional por medio del Servicio de Extensión, al cual pueden consultar para buscar orientación en el manejo de estos problemas sanitarios.