El gerente de la entidad, Roberto Vélez Vallejo, dijo que se busca garantizar un precio justo y mejores ingresos a los productores. La pasilla actualmente se vende a intermediarios.

Con verdadero júbilo registro el lanzamiento del programa nacional de compra de pasillas de finca. Era una ambición desde que llegué a la Gerencia. Con esto garantizamos un precio justo para ese producto que sale de las cosechas y que hoy se vende a intermediarios”, dijo el Gerente General de la FNC, Roberto Vélez Vallejo.

Para mejorar el ingreso de los caficultores y sus familias, la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) lanzó hoy el programa nacional de compra de pasillas, que invita a los productores a beneficiarlas adecuadamente para comercializarlas al mejor precio posible.

Con verdadero júbilo registro el lanzamiento del programa nacional de compra de pasillas de finca. Era una ambición desde que llegué a la Gerencia. Con esto garantizamos un precio justo para ese producto que sale de las cosechas y que hoy se vende a intermediarios”, dijo el Gerente General de la FNC, Roberto Vélez Vallejo.

Este programa no sólo fomenta las buenas prácticas de beneficio, secado y almacenamiento para que el caficultor les saque el máximo provecho, sino que busca posicionar a la FNC como comprador de pasillas aprovechando la amplia red institucional de puntos de compra de las cooperativas y Almacafé.

Lo que se conoce como pasillas de finca es el café relegado en las diferentes etapas del proceso de beneficio por su diferencia física con respecto al café de mejor calidad, como frutos flotantes, pasillas sin despulpar y lavadas.

 “En esa masa de café hay valor, hay capacidad de generar un mejor ingreso, hay un producto que puede ser mucho más valioso para los productores y complementar el ingreso de las familias cafeteras”, dijo el Gerente General de la FNC, Roberto Vélez Vallejo.

“Con verdadero júbilo registro el lanzamiento del programa nacional de compra de pasillas de finca. Era una ambición desde que llegué a la Gerencia. Con esto garantizamos un precio justo para ese producto que sale de las cosechas y que hoy se vende a intermediarios”, añadió.

El café pergamino seco es el que genera mayores ganancias al productor por su óptima calidad, pero si el producto se manejan adecuadamente mejorarán sus ingresos.

Para ello, hay dos opciones básicas: 1- Reuniendo las pasillas y secándolas juntas: Este proceso es más simple y económico para realizar en una finca cafetera, ya que se da prioridad al café del proceso principal. Es importante secar las pasillas a la brevedad, para evitar el escape de broca y daños a la calidad

2- Realizando un proceso de beneficio adicional: Esta opción permite recuperar una fracción de café pergamino seco, pero esta no debe mezclarse con el del proceso principal para evitar daños a la calidad final del producto.

 Recomendaciones de manejo de pasillas

Al igual que el café pergamino seco, las pasillas conservan alta humedad antes del secado, lo que las hace susceptibles de crecimiento de hongos que alteran el producto.

Para evitar estos problemas, se recomienda al productor:

  1. Separar las pasillas que resultan del beneficio principal y manejarlas de acuerdo a una de las dos opciones antes descritas.
  2. Secarlas a la brevedad para evitar riesgos de calidad y escape de broca.
  3. Solarizar las pasillas con broca.
  4. Retirarlas del secadero una vez la humedad esté entre 10% y 12%. 5. Almacenarlas en sitios libres de humedad y sobre estibas, donde puedan protegerse de la lluvia y luz solar directa o fuentes de calor.
  5. Protegerlas de insectos, roedores, animales domésticos y productos que las puedan contaminar.
  6. Si se realiza el proceso de beneficio adicional, no almacenarlas húmedas por más de 24 horas y evitar mezclar las pasillas de varios días en un tanque. Además, limpiar y calibrar las máquinas y herramientas empleadas.
  7. Evitar productos que las puedan contaminar. Es necesario realizarles un manejo adecuado para aumentar su valor al momento de venderlas.