El director ejecutivo de la entidad, Didier Tavera anuncio que el Consejo Directivo autorizó los recursos para llevar ayudas humanitarias a las regiones más afectadas por la ola invernal, específicamente a los departamentos de San Andrés Islas, Chocó y Antioquia.

En la Asamblea extraordinaria de Gobernadores que lideró la FND en Bogotá, de forma presencial y virtual respetando todos los protocolos de bioseguridad, los mandatarios regionales enviaron un mensaje de unidad y solidaridad a los damnificados por el huracán Iota.

Anunciaron, además, disposición para coordinar a través de la campaña de la FND “Todos Somos Región” ayudas y donaciones a los departamentos golpeados por la temporada de lluvias. ¨ De corazón estamos con nuestros hermanos de San Andrés y Providencia, Chocó y Antioquia, la Federación Nacional de Departamentos, a través de nuestra Dirección Ejecutiva, destinará mil millones de pesos en ayudas humanitarias, indicaron sus directivos.

Los gobernadores de Colombia en cada una de sus regiones van a habilitar puntos de recolección de ayudas humanitarias¨, explicó el gobernador del Meta y presidente de la FND, Juan Guillermo Zuluaga.

La FND llamó a los colombianos a acatar las recomendaciones de las autoridades para mitigar los efectos del invierno y ratificó su apoyo para fortalecer la coordinación armónica con el gobierno del presidente, Iván Duque, y con los organismos de socorro, Defensa Civil, bomberos y Cruz Roja para atender las emergencias y continuar salvaguardando y protegiendo la vida de las comunidades.

El director Ejecutivo de la Federación, Didier Tavera Amado, dijo que lo más importante es continuar salvaguardando vidas, los gobernadores del país en cada uno de sus territorios están demostrando su solidaridad, demostrando que las regiones somos hermanas. Realizamos un ajuste presupuestal de nuestros recursos gremiales para destinar mil millones de pesos para ayudas humanitarias, señaló.

Adicionalmente, los gobernadores convocaron a una reunión prioritaria, virtual, para analizar la situación y las afectaciones que ha dejado la ola invernal en cada uno de los territorios, a fin de dar soluciones inmediatas en cuanto a conectividad, energía, agua potable, vivienda, restructuración de infraestructura, asistencia humanitaria y diseñar el plan de reconstrucción de las zonas afectadas.

Allí necesitamos ayuda del Gobierno Nacional, particularmente de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastres” manifestó, por su parte, el Gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo Vargas.