El ente acusador presentó ante la Corte Suprema de Justicia recurso extraordinario de casación contra la decisión del Tribunal Superior de Cundinamarca que absolvió de ese crimen  a  dos coroneles en retiro.

Se trata de los exoficiales Luis Felipe Montilla Barbosa y Manuel Antonio González Henríquez

Para la Fiscalía, la segunda instancia desconoció abundante prueba testimonial y material probatorio que demostraría la participación de los dos exoficiales en los hechos ocurridos el 18 de agosto de 1989, en Soacha (Cundinamarca), en los que también murieron el concejal Julio César Peñaloza Sánchez y el escolta Santiago Cuervo Jiménez.

Inicialmente, el escrito señaló que Montilla Barbosa, como capitán y comandante del Distrito de Policía de Soacha, para la época del crimen, no dispuso del esquema de vigilancia como lo establecen los protocolos oficiales para actos públicos como el que cumplía el precandidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento.

Respecto al coronel en retiro Manuel Antonio González Henríquez, el recurso de casación precisó que, como director de la Oficina de Orden Público del Departamento Administrativo de Seguridad (D.A.S), debilitó el esquema de protección de Galán Sarmiento y cambió repentinamente al jefe de escoltas, justo un mes antes del homicidio.

Por estas y otras consideraciones, el recurso de casación busca que la Corte Suprema de Justicia condene a los dos exoficiales por los delitos de homicidio con fines terroristas enconcurso homogéneo y heterogéneo con tentativa de homicidio.