En el hospital La Misericordia, de Calarcá, se proyectan invertir 1.300 millones de pesos en dotación, acondicionamiento y  bioseguridad para el personal que allí labora.

Con esta intervención, el hospital , que en 48 horas acondicionó un espacio para atención a COVID-19 , será  a futuro y una vez superada la emergencia, una de las unidades hospitalarias con mejor capacidad instalada en el departamento del Quindío, dijo e gobernador  Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas.

Con recursos de regalías se busca brindar un fortalecimiento a la red pública hospitalaria del departamento, para  enfrentar la crisis originada por la pandemia del coronavirus COVID-19

El proceso de fortalecimiento incluye dotación para atención primaria por coronavirus al San Juan de Dios,  de Armenia,  e igualmente, recursos para poner en marcha el nuevo hospital de Circasia, como también una partida para acondicionar la sede de Red Salud en la capital quindiana