Estudios aseguran que las probabilidades de complicaciones o incluso la muerte por COVID-19 son 14 veces mayores en las personas que fuman .

Los fumadores siempre se han considerado como población de alto riesgo de contraer enfermedades como cánceres y patologías asociadas al tabaquismo. A raíz de la Pandemia por COVID19 este grupo poblacional incrementa el riesgo
de transmisión, así como de tener mayores complicaciones en el caso de contraer la enfermedad.

En este sentido, Diana Carolina Arias Quintana, profesional del apoyo de la Dimensión de enfermedades crónicas no Transmisibles de la DTSC, señaló que “la relación de tabaco y COVID 19 es muy alta, los fumadores tienen un riesgo
muy alto frente a las complicaciones y a la transmisión porque el contacto de la mano a la boca a través del cigarrillo hace posible la transmisión del COVID 19”. (audio)

De otro lado, es importante aclarar que el uso de cigarrillos electrónicos, los vapeadores y las pipas, también aceleran la propagación del virus, por el contacto que se tiene a través de estos elementos, como afirma la Organización Mundial de la Salud.

De esta manera, el Ministerio de Salud y Protección Social reiteró la importancia que las EPS y las ARL implementen el programa de cesación de consumo de tabaco.

Desde la Dirección Territorial de Salud de Caldas, hace un llamado a las EPS a que inicien este programa de cesación de Tabaco y las que lo hayan incorporado los fortalezcan, con el propósito de ofrecer consejería breve, para que las personas logren avanzar en el proceso de dejar de fumar y hagan intentos serios para alcanzar este propósito.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS-2011), aproximadamente 6 millones de personas mueren al año por enfermedades asociadas al consumo, y más de 600.000 personas no fumadoras están expuestas a humo de tabaco.