Fueron incautadas en planes de registro efectuados en pro de la convivencia y en atención a la estrategia integral contra el delito en todas sus modalidades en especial los que afectan la vida humana, la Policía Nacional llevo hasta un horno de fundición 727 armas.

Las incautaciones se realizaron mediante los diferentes planes, controles y operativos realizados diariamente por medio de registro a personas desarrolladas en vía pública, puestos de control, establecimientos públicos, parques, barrios y veredas del municipio, según el Artículo 27 numeral 6 de la ley 1801 de 2016 que dice: “Portar armas, elementos cortantes, punzantes o semejantes, o sustancias peligrosas, en áreas comunes o lugares abiertos al público”.

Con estas armas fuera de circulación (cuchillos, machetes, navajas entre otros elementos), se logró minimizar factores de inseguridad que pueden afectar la convivencia y seguridad ciudadana, evitando así, delitos como el homicidio, hurtos y lesiones personales, entre otros.