Paula Andrea Toro Santana, secretaría de Desarrollo, reveló que el propósito es hacer la segunda fase , beneficiando a otros 110 jóvenes del municipio.

La Secretaría explicó, que -en la primera fase,  el call center demostró viabilidad al tener un cliente y una demanda real, además de una infraestructura disponible para ampliar la cobertura del servicio.

En próximos días se revisará la posibilidad de que Inficaldas confinancie este proyecto

La primera fase del Call Center generó 32 empleos en Pensilvania. Para su puesta en marcha la Gobernación aportó $150 millones  y la administración municipal $130 millones