En 16 veredas de Manizales se construyeron más de 900 metros de placas huella . El alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín Correa, inauguró el viernes cuatro puntos.

Se favorecerán cerca de 1.700 pobladores en estas veredas:

• La Siria-La Pola: 96 m.
• San Peregrino: 96 m.
• La Cabaña-La Pava: 50 m.
• El Guanábano-Santa Clara: 167 m.

Esto se suma a cinco tramos que también están listos:

• El Algarrobo-El Chuzo-Malpaso: 150 m.
• Alto del Guamo: 100 m.
• Rosario: 96 m.
• Isa-El Aventino: 105 m.
• Alto Tablazo-Guacas-El Rosario: 95 m.

$ 1.260 millones fue la inversión bipartita e igualitaria para lograr esta construcción, en la que además se generaron 37 empleos. Los beneficios directos para los residentes de estas zonas son: una mejora en la accesibilidad para transitar y movilizar productos, impulso del desarrollo socioeconómico del sector rural y, muy importante, disponibilidad de transporte en temporada de lluvias.

Carlos Mario Marín Correa, alcalde de Manizales, anunció que este 15 de marzo 41 peones camineros, campesinos de las mismas zonas, emprenderán el mantenimiento de las vías rurales.

Para este fin, la inversión será de $886 millones, una parte de los $2 mil 424 destinados para este mantenimiento durante el 2021, tanto de vías cafeteras, como no cafeteras.