La jornada humanitaria en Kemberdé, municipio de Pueblo Rico,  alcanza una inversión del orden de los $1.000 millones .

La cifra comprende  ayudas de diferente índole (1.500 mercados,1.500 tejas de zinc, amarras, chipas de manguera, 700 pares de botas, kits escolares, insumos médicos y medicamentos, entre otros) y la logística necesaria para su transporte, además de la presencia de personal médico especializado en diversas áreas.

Las principales autoridades indígenas como William Nayazá, consejero mayor, Juan de Dios Queragama, autoridad Mayor Indígena del resguardo Gitó Dokabú, así como las Hermanas Lauras y el mayor general Carlos Iván Moreno Ojeda, segundo comandante del Ejército Nacional y Leonel Hernández Rodríguez, comandante de la Octava Brigada también se encuentran en este territorio del occidente risaraldense.

La esposa del gobernador, Nathalia Sierra Ramírez, se sumó a la jornada con 1.300 kits de ropa para mujeres, hombres y niños.

Leonardo Siágama, dijo “por primera vez en la historia llega un mandatario a entender todas las necesidades, es una bendición tener un gobernador que está mirando nuestra realidad y contar con un gobernador como Víctor Manuel Tamayo, que se queda a amanecer y compartiendo dentro de la comunidad. Nunca en la vida hemos tenido un gobernador con ese corazón”.En su intervención Tamayo Vargas inició dando un saludo a los asistentes y un agradecimiento  a todos los que apoyan la jornada de descentralización institucional, agregando que “yo solo no hubiera podido hacer esto, porque aquí voy a amanecer, me siento como durmiendo en mi casa y me siento muy honrado de ser el primer gobernador de Risaralda que esté pisando este territorio”.

El mandatario seccional agradeció la participación del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF, entidad a la que hizo un llamado vehemente para la atención de la población indígena infantil.

“Es muy triste escuchar al alcalde decir que murieron 70 niños de hambre, por eso quiero decirle a Bienestar Familiar, no es suficiente el Centro de Rehabilitación Nutricional en Santa Cecilia que solo atiende a 10 niños, yo estoy dispuesto a poner plata, para que atendamos los niños desnutridos, porque no quiero que sigamos diciendo que se están muriendo de hambre”, manifestó Tamayo Vargas.
El gobernador Tamayo Vargas anunció que también se realizarán jornadas en Purembará y Puerto de Oro. Más de 2.000 niños  y 18 comunidades indígenas, beneficiadas con la actividad.

Por su parte el mayor general Carlos Iván Moreno Ojeda, segundo comandante del Ejército, envío los saludos y el compromiso del general Eduardo Enrique Zapateiro, comandante del Ejército Nacional y ratificó el deber de la institución con el departamento y su población indígena.

“El Ejército ha cumplido unos compromisos, hemos realizado 11.5 km de vía con el Batallón de Ingeniería Cisneros, también el nuevo diseño del puesto de salud, con recursos de la Gobernación y de la mano de la Guardia Indígena, y queremos reiterarles que estamos con ustedes”.

Anuncios
Entre otros anuncios hechos por el gobernador, están la construcción del Puesto de Salud del resguardo La Punta, para lo cual pidió al Ejército Nacional a través de su Batallón de Ingenieros Cisneros, a la Alcaldía de Pueblo Rico y a la comunidad indígena, aunar esfuerzos para concretarlo.

En materia educativa destacó Victor Manuel Tamayo, la aprobación por parte del Ministerio de Educación de un colegio 100% indígena hasta el grado once y la continuidad en formación gracias al convenio suscrito con Unisarc, para estudios de tecnología, futuros tecnólogos que ya iniciaron el proceso en los corregimientos de Santa Cecilia y San Antonio del Chamí.

De igual manera destacó la gestión realizada ante el gobierno nacional para el apalancamiento de recursos por el orden de los $5.000 millones, que serán invertidos para la construcción del acueducto de Pueblo Rico.