El mandatario seccional Roberto Jairo Jaramillo se encuentra estable y bajo observación médica en el hospital San Juan de Dios de la capital del Quindío.

El gobernador recibe atención médica en el centro hospitalario debido a una descompensación por subida de la azúcar.

La recomendación de los galenos es hospitalización hasta lograr su estabilización y recuperación. Decisión que se adoptó luego de un chequeo médico de rutina.

Información preliminar de los médicos dan el diagnóstico de: paciente con alteración glucémica, por lo cual se define dejarlo hospitalizado para hacer control. Descompensación por subida de azúcar, se decide recluirlo en el centro asistencia hasta estabilizarlo.

Jaramillo Cárdenas envió a los ciudadanos amigos y familiares un mensaje de tranquilidad.