A través de Prosperidad Social, se inició el primer ciclo del año para 2.203.038 hogares participantes del programa. El pago estará a cargo de los bancos Agrario y Davivienda. Incluye los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda.

Es importante mencionar que este proceso de entrega de recursos corresponde al periodo de verificación de octubre y noviembre de 2020. Los recursos serán dispersados, de manera gradual, hasta el 4 de abril.

La Directora de Prosperidad Social, Susana Correa Borrero, informó que la inversión para este giro es de 329.325 millones de pesos.

Añadió que “esperamos invertir más de 9 billones de pesos en todos los programas de transferencias monetarias este año, especialmente para acompañar a los hogares afectados por la crisis social provocada por la pandemia de covid-19. En Familias en Acción la inversión para esta vigencia será de 1,8 billones de pesos, llegando 2,2 millones de hogares”.

Como informó Prosperidad Social, en 2021 la dispersión del dinero de este programa estará a cargo de los bancos Agrario y Davivienda, seleccionados y contratados a través de Colombia Compra Eficiente. La prestación de los servicios financieros quedó de la siguiente manera:

Banco Agrario operará los servicios en Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena, San Andrés, Sucre, Santander y Norte de Santander.

Banco Davivienda operará los servicios en Antioquia, Caldas, Chocó, Cundinamarca, Quindío, Risaralda, Tolima, Valle del Cauca, Amazonas, Arauca, Boyacá, Caquetá, Casanare, Cauca, Guainía, Guaviare, Huila, Meta, Nariño, Putumayo, Vaupés, Vichada y Bogotá.

Para el cobro de los giros acumulados correspondientes a los ciclos del año pasado, la entidad informará a los hogares una vez los recursos estén disponibles. El cronograma para cada municipio, los puntos de pago, los aliados y los horarios serán socializados por los bancos Davivienda y Agrario, a través de un mensaje de texto. Los titulares de cada familia deberán estar atentos a esta información para conocer cómo y cuándo podrán reclamar sus incentivos.