El departamento de Caldas se ubicó en el tercer puesto en brecha urbano-rural en el indicador de inasistencia escolar con 3,5. En cuanto al indicador de hogares que tienen conexión a internet, Caldas registro un porcentaje de 57,6, en el lugar nueve.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en la presentación del indicador de pobreza multidimensional, revelo que Caldas registró 14,5% en su Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) en el 2020, un aumento de 0,2 puntos porcentuales comparativamente con el 2019.

Caldas está por debajo del indicador nacional que es del 18,1%, sin embargo, entre los departamentos del Eje, Caldas tiene el mayor indicador. Risaralda reportó 13,1% y Quindío, 12,9%.

El Índice de Pobreza mide condiciones educativas del hogar, condiciones de la niñez y juventud, salud, trabajo, acceso a servicios públicos domiciliarios y condiciones de la vivienda.

Expertos consideran que la no conectividad a internet para educación rural costó puntos de la medición de la pobreza multidimensional, al igual que la inasistencia escolar en zona rural en el año de la pandemia. A eso se suma el cierre de colegios y la falta de conectividad.

En cuanto a la percepción de la calidad de la educación, Caldas presentó el 64,5% de personas entre 6 y 16 años que reportó que la calidad de la educación empeoró, efecto de las medidas para la pandemia.

Según el DANE, el departamento registró un aumento en inasistencia escolar de 1,7% a 10,7%, en Risaralda (1,9% a 9,2%) y Quindío (1,9% a 9,1%). Los tres con mejores resultados que el promedio del país.

Una medición favorable fue la pobreza subjetiva. El 24,3% de los hogares de Caldas se consideraron pobres en el 2020, una reducción de 5 puntos porcentuales frente al 2019, que fue de 29,3%.