La empresa multinacional Ternium donó dos ventiladores al cetro asistencial, que por primera vez en 70 años tendrá una Unidad de Cuidados Intensivos.

El costo de estos equipos es de $300 millones aproximadamente.

El Hospital General San Isidro recibió hoy sus primeros ventiladores mecánicos gracias la empresa multinacional Ternium, que opera en Manizales. Estos se pondrán al servicio de la comunidad durante esta emergencia desatada por el coronavirus

Orlando Plata, director de operaciones de Ternium, hizo la entrega oficial de los dos ventiladores que servirán para montar la primera Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de este centro asistencial.

“El objetivo de la compañía es que el Hospital se prepare para enfrentar el coronavirus. Al menos con estos ventiladores pueden tener una UCI completa para pacientes con complicaciones respiratorias por la covid-

  1. Para Ternium es fundamental participar en esta campaña en pro de evitar que se propague el virus”, puntualizó Plata, quien contó que estos equipos tienen un valor aproximado de 80 mil dólares (unos 300 millones de pesos). Sin embargo, manifestó que la dificultad no es el costo, sino conseguir los equipos.

La donación consiste en tres ventiladores mecánicos para cuidados intensivos, de los cuales se entregan dos para San Isidro y un tercer ventilador para el Hospital Santa Sofía. Es la primera donación de tipo médico que recibe el Hospital San Isidro para adecuar en sus instalaciones con una UCI.

Para la entidad prestadora de salud este es un gran avance. César Augusto Rincones Sánchez, gerente, dijo que estas son las dos primeras unidades de por lo menos ocho que se necesitan para poner la UCI al servicio de la ciudad y el departamento

“Inicialmente seremos una unidad no covid, es decir, que se atenderán pacientes no infectados por coronavirus. Sin embargo, si se llega a requerir daremos apoyo. Esperamos que sean más, pues tenemos la disposición en infraestructura y dotación para llegar a 28 Unidades de Cuidado Intensivo para apoyar en la emergencia”.

Para Carlos Mario Marín, alcalde de Manizales, no hay nada más importante que la vida de las personas. “Gracias a Ternium tenemos las primeras dos camas de cuidados intensivos en San Isidro. Tener la red hospitalaria preparada es nuestra meta, ya que en junio es probable tener un pico de contagio de unas mil personas”.

El mandatario afirmó que la red pública hospitalaria de la ciudad está en capacidad de crecer. “Tenemos una ventaja y es que el 70% de nuestra red es privada y con la ayuda de este sector nuestros hospitales están creciendo. El de hoy es un gran avance, ya que este Hospital nunca había tenido UCI”.

Jimena Aristizábal López, directora de la Territorial de Salud de Caldas, ratificó la importancia de fortalecer a los hospitales. Contó que la empresa Mabe también se unió a las donaciones para la emergencia con el aporte de 600 cámaras de protección que sirven para la seguridad del paciente y del personal de salud. Según Aristizábal, se espera dotar con estas a todas las instituciones de salud.

  • Para atender esta emergencia la ciudad debe crecer a mil 225 camas que permitiría tener capacidad de control para asistir a cerca de 3 mil personas infectadas con el virus.
  • Hoy, un mes después de que empezó la crisis en la ciudad, hemos pasado de 765 camas a 902, esto con la ayuda de todos los hospitales del Municipio.