El director de la Territorial de Caldas, Carlos Iván Heredia, dijo que a la reunión  de análisis hospitalario asistieron gerentes y coordinadores de urgencias, además de las IPS prestadoras o que ofertan servicios de unidad de cuidados intensivos, y los gerentes del hospital San Marcos de Chinchiná, del San Félix de La Dorada, y de San Juan de Dios de Riosucio.

“Fue una reunión muy productiva, en la que se manifestaron las medidas y los planes de acción que están realizando estas instituciones. También manifestaron las dificultades y las necesidades de apoyo, no solo de la Dirección Territorial y de la Secretaría de Salud, sino de las demás instituciones para manejar en excelentes términos el proceso de remisión y contra remisión”, manifestó Carlos Iván Heredia, director de la Territorial de Caldas.

El objetivo al cual se apunta con las instituciones es poder contar con ellas en el manejo de la crisis hospitalaria que atraviesa en este momento el departamento. Sin embargo, para que esto se pueda llevar a cabo, primero las instituciones se deben provisionar de medicamentos necesarios en cuidados críticos, instalación de equipos y una excelente gestión para tener mejor capacidad hospitalaria.

Los casos de contagios siguen en aumento y con ellos se incrementa la necesidad de expandir capacidad hospitalaria. Por este motivo, la Territorial de Salud, en compañía de la Gobernación de Caldas y de todas las instituciones de salud, trabajan arduamente para encontrar soluciones a las complicaciones que va arrojando esta pandemia, teniendo siempre presente que los ciudadanos son la prioridad.