Los directivos de Naturgas indicaron que importar gas incrementaría aproximadamente en cinco veces el costo de la factura del servicio para los colombianos, lo que aumentaría la brecha de desigualdad y pobreza en el país, teniendo en cuenta que los estratos 1 y 2 concentran 60% de la cobertura nacional.

Comprar gas natural a otros países impediría avanzar en la producción de hidrógeno y sus respectivas tecnologías de captura y almacenamiento de carbono, lo que obstaculizaría la posibilidad darle competitividad industrial al país en este segmento.

En los últimos años, Colombia pasó de tener 1,9 millones de usuarios de gas natural a superar los 10 millones, lo que se traduce en que cerca de 37 millones de colombianos ya cuentan con acceso al servicio, cifras que ponen al país como ejemplo en materia de penetración y mejora de la cobertura de este energético en la región.

Frente a la información que circula en los medios de comunicación, de recurrir a Venezuela en búsqueda de gas Natural en caso de evidenciar un déficit en las reservas, Naturgas reiteró que es muy importante que los países vecinos estén interconectados energéticamente como sistema de redundancia y seguridad energética,

El plan A. B Y C, debe ser el de ser autosuficientes, porque importar gas, como se ha evidenciado en otros países del mundo, es muy costoso y aumentaría significativamente el costo de la factura para los colombianos.