La Unidad para las Víctimas a través de su territorial en el Eje Cafetero realizó un nuevo proceso de entrega de 365 cartas de indemnización a víctimas del conflicto armado.

En medio de la pandemia COVID-19 y de las medidas que están en caminadas al cuidado especial de las personas mayores, las víctimas del conflicto armado que viven en Caldas, Risaralda y  Quindío ,  priorizadas por la Unidad para las Víctimas, por edad, discapacidad o por padecer una enfermedad de alto costo, recibieron la buena noticia de su reparación individual. 

 Las 365 cartas entregadas por la entidad ascienden a $4.090 millones .

En Caldas, las víctimas recibieron 159 cartas por valor de $1.847 millones, en Risaralda llegó el alivio para 131 personas una inversión de $1.334 millones, en el Quindío fueron reparadas 75 personas con la indemnización por valor de $908 millones. 

En las jornadas se aplicaron medidas como la desinfección, toma de temperatura y distanciamiento social.

 “Es una alegría muy inmensa la que tengo en este momento, la Unidad lo que dijo con la boca, lo cumplió con la mano, desde luego hay que tener paciencia pero se llegó el día, soy un agradecido por la entidad y por eso seguiré trabajando por las víctimas a través de varias instancias, el dinero lo voy a invertir en una casita que tanto necesito en la edad tan avanzada en que estoy”, expresó *Jorge Salazar, víctima beneficiaria.

A pesar de que la entidad no ha parado el proceso de entrega de cartas, este debió ser adaptado a la situación de la emergencia sanitaria, y el plazo de cobro de las cartas también se amplió hasta el 30 de agosto para que las víctimas tengan el tiempo suficiente de hacerlas efectivas.

 Finalmente Moreno Mejía reiteró que todos los trámites ante la Unidad para las Víctimas son gratuitos y que no requieren intermediarios, ni tramitadores, esto para que las personas eviten ser objeto de engaños por parte de inescrupulosos.

*Nombre cambiado por petición de la víctima.