A esta decisión llegaron los líderes de Cebedé, César Queragama y Óscar Campo Tequia, tras el diálogo con las autoridades de Risaralda y el Chocó y representantes del gobierno nacional.

La Unidad para las Víctimas a través de la Subdirección de Prevención y Atención a Emergencias y la territorial Eje Cafetero participó en una reunión extraordinaria con las autoridades de Risaralda y Chocó, representantes de la Defensoría, la Procuraduría, fuerza pública y la comunidad desplazada, con los se acordó que regresarán a Cebedé (Bagado-Chocó) el próximo sábado 20 de marzo.

La Gobernación de Risaralda y la Alcaldía de Pueblo Rico se comprometieron con el transporte de las 86 familias (360 indígenas), desde Pueblo Rico hasta la vereda Dokabú, sector Agüita, donde las familias tomarán camino de su resguardo a lomo de mula.

La Unidad para las Víctimas realizó la entrega de ayudas humanitarias en subsidiariedad para estas familias, consistentes en kits de aseo y hábitat, logrando mejorar las condiciones de alojamiento de los indígenas ubicados en el polideportivo.

Los kits de alimentos fueron entregados a la administración municipal y serán distribuidos a la comunidad cuando las familias regresen a su territorio.

En total fueron 4.3 toneladas de ayuda humanitaria entregada por la Unidad. para las Víctimas, dice en un comunicado de la entidad

“Estamos muy agradecidos con todas las entidades que nos ayudaron a atender esta emergencia de nuestros hermanos embera. La Unidad nos dio una mano con una atención digna y ahora tenemos la tarea del regreso que, según lo pactado, será este sábado”, concluyó el alcalde municipal de Pueblo Rico, Leonardo Siagama.

Por su parte, la administración de Bagadó – Chocó se comprometió con una visita técnica a Cebedé para atender una de las solicitudes de la comunidad desplazada, consistente en tejas de zinc para mejorar sus viviendas.

El regreso se dará con el acompañamiento de las instituciones y la fuerza pública en cabeza del Ejército que tiene a cargo las jurisdicciones de Risaralda y Chocó y que dieron un parte de tranquilidad en materia de orden público.