El acuerdo con la Corporación Autónoma Regional del Quindío permitirá la restauración ecológica en ecosistemas degradados al sur del departamento.

Específicamente en el punto donde se unen el río Quindío y el río Verde. Se sembrarán 12.000 especies forestales en 12 hectáreas a partir del 22 febrero.

Actualmente, funcionarios del Jardín Botánico adelantan la instalación de cercos y los inventarios correspondientes de lepidópteros, aves y vegetación en los sitios identificados en cumplimiento a la meta de caracterización e implementación de herramientas de manejo del paisaje frente a especies de la fauna y flora de este entorno.

Se espera que el convenio proyectado a cuatro meses, que contó con la inversión de $ 110 millones por parte de la autoridad ambiental y que busca la conectividad entre estos dos afluentes en inmediaciones de la vereda Calle Larga, finalice con la etapa de mantenimiento durante las últimas dos semanas del mes de abril.

“En el desarrollo del convenio tenemos para contar que el Jardín Botánico ya adquirió los materiales para estos procesos de restauración y en la revisión que realizamos nos dimos cuenta que son de muy buena calidad”, manifestó Néstor Jairo Rodríguez, profesional especializado de la Subdirección de Gestión Ambiental. AUDIO