La Dirección Territorial  solicitó al Instituto Nacional de Salud para la toma de pruebas por saliva o esputo, método que permite agilizar el procedimiento, disminuir costos y reducir riesgos.

Estos niveles de respuesta deben mejorar no solo a nivel individual para identificar a los infectados, buscar sus contactos para tratar y aislar, sino también a nivel colectivo para iniciar medidas de prevención.

Según los lineamientos de gestión de muestras del Ministerio de Salud (ASIF13- Versión 3), el abordaje de mejor rendimiento diagnóstico para confirmar infección por SARS-CoV-2 es el tracto respiratorio inferior. Sin embargo, “cuando la toma de una muestra del tracto respiratorio inferior no fuera posible, las muestras del tracto respiratorio superior también son útiles. En general, se recomienda la toma de hisopados nasofaríngeo y orofaríngeo combinados”.

La toma de muestra por hisopados aumenta el riesgo de contagio al personal de salud, debido al riesgo de aerosolización por la extrema cercanía durante el procedimiento, dado que la incomodidad frente a la introducción del hisopo en la nariz causa que un buen porcentaje de pacientes tosan o estornuden a menos de un metro del profesional examinador.

Esto obliga a que sea necesario usar un juego completo de elementos de protección personal (EPP) por toma de muestra, elementos que además de escasos aumentan los costos totales del procedimiento. Por otra parte, la incomodidad del paciente ante el uso de hisopos disminuye la aceptación de repetir la prueba y muchos pacientes no vuelven a aceptar la toma de la misma.

Para la solicitud, la Territorial de Salud expuso los siguientes argumentos:

• Muestra de esputo. Se puede dar en pacientes con tos productiva, como se hace para otras patologías. En los municipios hay amplia experiencia en la realización de la misma debido a los programas de tuberculosis. Cabe aclarar que está contraindicada la inducción de esputo, puesto que es un procedimiento con generación de aerosoles.

• Muestra de saliva. Se propone dos alternativas de bajo costo, que no requieren uso de EPP completo, ni tampoco supervisión por personal profesional para la toma de muestra.

La directora de la Territorial de Salud, Jimena Aristizábal López, ratificó que desde el INS se ratificó el interés para que en Caldas se implemente este modelo.