La labor la viene cumpliendo Empocaldas , con el apoyo de las administraciones municipales. Se han instalado 48 lavamanos

El objetivo es promover el lavado de manos de las personas que- según la normativa impartida por las autoridades- están autorizadas para circular  en las calles o que por fuerza mayor deban salir de sus residencias a realizar alguna diligencia.

La empresa invita a toda la población caldense a permanecer en sus casas y que adopten medidas de auto-cuidado a la hora de salir de sus viviendas para evitar la propagación del COVID-19.

Empocaldas continuará instalando lavamanos portátiles en los demás municipios para garantizar la calidad de vida de los caldenses en esta época de crisis sanitaria, dijo el gerente , Wílder Íberson Escobar ortiz.