En el encuentro con la Red de Alcaldesas por la Democracia y la Paz, de la Federación Colombiana de Municipios, el presidente de la república, explicó que el apoyo de estos entes territoriales es fundamental para implementar el Estatuto Temporal de Protección adoptado mediante un decreto el pasado 1° de marzo.

Indicó que el Estatuto es importante para corregir la informalidad y la ilegalidad en la migración, y también reduce la posibilidad de que los migrantes sean utilizados para prácticas ilegales o víctimas de la explotación laboral. El Jefe de Estado explicó que el apoyo de los municipios es fundamental para implementar el Estatuto Temporal de Protección adoptado mediante un decreto el pasado 1° de marzo.

El Mandatario señaló que la regularización de los 1,7 millones de migrantes venezolanos que hay en Colombia es importante “para corregir las adversidades de la informalidad y la ilegalidad en la migración”. Esa regularización también nos permite hacer un llamado a la comunidad internacional para que muevan recursos y aporten recursos para atender a la población migrante, donde está ubicada, dijo.

El Presidente pidió que no haya expresiones estigmatizantes y generalizaciones sobre los migrantes, ya que pueden dar paso a la xenofobia. “Yo quiero tocarles hoy a ustedes esa fibra, porque realmente hemos visto algo doloroso en los últimos años: millones de hermanos y hermanas venezolanas que han salido de su país por la destrucción del aparato económico, por la pobreza incremental, por la inflación desbordada, por la persecución y la ignominia de un régimen opresor”, expresó.

El Estatuto Temporal de Protección es importante “para corregir las adversidades de la informalidad y la ilegalidad en la migración. Así mismo, reduce la posibilidad de que los migrantes sin documentos sean utilizados para prácticas ilegales y los protege de la explotación laboral.”.

“No permitamos que en nuestro país existan expresiones que sean generalizadas, estigmatizantes y, muchas veces, que terminen abriendo espacios de xenofobia”, expresó. Y recordó que durante un tiempo muchos colombianos emigraron a otros países, “gente buena, trabajadora, honesta”, pero también algunos que cometieron delitos, “pero no por eso se puede hacer una generalización hacia toda una población”.