En un comunicado firmado por los presidentes de las altas cortes, solicitaron que se respete la autonomía judicial. La petición tendría relación con la investigación al senador Álvaro Uribe.

En su declaración aseguran que “la vigencia y la solidez de las democracias modernas están sostenidas por la garantía de una justicia autónoma e independiente, impartida por funcionarios judiciales obligados a tomar decisiones basadas en la Constitución Política y las leyes creadas por el poder legislativo y el ejecutivo”.

En la comunicación, dicen que los jueces “jamás podrán estar facultados para emitir providencias motivadas por corrientes de opinión o consideraciones políticas, religiosas o de cualquier otra naturaleza” que se aleje del ordenamiento jurídico. Los magistrados dicen que no se pueden basar en ese tipo de opiniones, “ni siquiera en la era de la información”.

El documento fue firmado por el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Luis Quiroz Aleman; el presidente del Consejo de Estado, Álvaro Namén Vargas; el presidente de la Corte Constitucional, Alberto Rojas Ríos; la presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz, Patricia Linares; y la presidenta del Consejo Superior de la Judicatura, Diana Alexandra Remolina.

Aunque no se menciona al senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez, investigado por la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia por presunto soborno a testigos y fraude procesal,  la petición se da en medio de la polémica por el futuro judicial del jefe del Centro Democrático, que será definido por la Sala de Instrucción en los próximos días.

Las Cortes aseguran que el imperio de la ley depende de la aplicación del orden jurídico para los ciudadanos por igual y recuerdan que la administración de justicia en el país se rige por reglas internas y por mandatos internacionales aceptados por el Estado colombiano para “garantizar a todos y cada uno de los habitantes del país sus derechos fundamentales, entre los que se encuentra el debido proceso y sus corolarios de defensa y contradicción”.