Es una campaña de sensibilización  que se ha desplegado en sectores como La Estampilla y el Centro, informaron en la Secretaría de Movilidad.

La intención es reducir los índices de accidentalidad en puntos críticos de Manizales.

“Estaremos atentos y brindaremos pedagogía acerca de los límites de velocidad, porque Manizales venía apagada con el tema, así que es momento de reactivarles la memoria a los conductores para evitar accidentes”, indicó Jhon Betancurt, gestor pedagógico de la Secretaría de Movilidad.

Estas tomas pedagógicas se han realizado con la ayuda del bus de La Vida es Bella, en donde actores viales asisten a capacitaciones con todos los protocolos de seguridad.

Se dan pautas de movilidad responsable con el objetivo de reducir la accidentalidad, propósito fundamental durante la pandemia para que las camas UCI de las entidades hospitalarias se destinen principalmente a la atención de los contagiados y no a los lesionados por accidentes de tránsito. Lo anterior es vital para que las UCI no colapsen.

Las actividades se han realizado en lugares como La Estampilla, la Plaza de Bolívar, el Centro, Parque Caldas, entre otros.

La Secretaría de Movilidad desarrolla estas actividades como parte de la campaña La Vida es Bella: ¡Cuídate en la vía!, encaminada a crear conciencia vial y reducir así los siniestros en las calles de Manizales.