El plan de intervención fue liderado por la Policía Nacional a fin de contrarrestar la extorsión , buscando atacar este delito, originado en las cárceles.

En la requisa se hallaron elementos como baterías, cargadores, celulares, tarjetas micro sd e, incluso, estupefacientes, en  caletas no sólo localizadas en las paredes sino también en rollos del  papel higiénico, ropa y en cuadernos

Se llevaron a cabo investigaciones para establecer si a través de estos celulares, algunos internos presuntamente realizaban llamadas extorsivas a distintas regiones del país.

Una de las caletas que más llamó la atención de las autoridades, fue la encontrada en una celda que estaba elaborada con hojas de block tamaño carta, simulando ser un expediente.

En el operativo de registro a los 163 internos del pabellón No.7, se confiscaron 47 celulares, 13 Simcards, 60 cargadores de celular, 22 manos libres, 16 baterías, así como 6 armas blancas, y algunos estupefacientes.

«La información registrada en los móviles incautados está siendo analizada por parte del Ciber Gaula  además de importante documentos en agendas y cuadernos, donde están relacionados, datos de personas de las que al parecer, están siendo víctimas de cuotas extorsivas», dijo el coronel Éiver Fernando Alonso, subcomandante de la Policía en Caldas  👉🏼  AUDIO

Los elementos materiales de prueba y evidencia física recolectada en la ejecución de la “intervención” fueron dejados a disposición de la Fiscalía Especializada ante el GAULA Caldas, con el fin de continuar con las labores judiciales pertinentes y judicializar los internos y colaboradores responsables de las diferentes extorsiones carcelarias que se vienen presentando en el Departamento de Caldas.

Para que estas situaciones no puedan llegar afectarlo, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones para evitar la extorsión en cada una de sus diferentes modalidades.

Extorsión clásica: Se lleva a cabo generalmente vía telefónica, el delincuente exige altas sumas de dinero, toma contacto con la víctima intimidándola, fungiendo como integrantes de un grupo al margen de la ley, se presentan amenazas contra el núcleo familiar de la víctima. Por lo general los victimarios son cercanos al núcleo familiar o a las empresas.

Llamada Carcelaria: llamadas realizadas desde centros penitenciarios, exigiendo elementos difíciles de adquirir, simulan ser integrantes de grupos subversivos, BACRIM y delincuencia organizada, obtienen información de las víctimas a través de directorios telefónicos, medios de publicidad y redes sociales. Realizan negociaciones o preacuerdos rápidos, llamadas constantes, empleando términos intimidatorios y agresivos, luego de la negociación el extorsionista le exige a la víctima realizar el pago mediante empresas de giros.

Tío(A), Tío(A): Se comunican con la víctima, manifestando ser integrantes de las Fuerza Militares o Policía Nacional indicando que un familiar se encuentra: capturado por delitos como porte ilegal de armas, accidentes de tránsito o secuestro. Realizando exigencias económicas para liberar al ciudadano.

Mensajes de texto con falsos premios: textos que informan a sus víctimas sobre falsos premios otorgados de manera gratuita por parte de empresas y entidades legalmente constituidas pero que para ser reclamados, se requiere realizar recargas a números desconocidos o consignaciones.

Sexting: consiste en la difusión de contenido audiovisual y fotográfico sexual, a través de medios tecnológicos como celulares o tablets, estos documentos son utilizados por las personas para solicitar sumas de dinero, elementos o favores sexuales, para no difundir dicha información entre conocidos y familiares.

Absténgase de brindar información vía telefónica.