Las autoridades en el Valle del Cauca ofrecieron 10 millones de pesos por información que lleve a esclarecer los hechos, al encontrase los restos mortales del joven quien participó activamente en las manifestaciones en el municipio de Tuluá y cuyo cuerpo fue encontrado desmembrado.

Las autoridades buscan esclarecer el asesinato del joven de 22 años identificado como Santiago Ochoa, que en las últimas horas fue encontrado decapitado y que haría parte de las manifestaciones en Tuluá, Valle.

El coronel Jorge Urquijo Sandoval, de la Policía del Valle, rechazó una posible vinculación del ESMAD con los hechos.

El alcalde de Tuluá, John Jairo Gómez, aseguró que el crimen sucedió el pasado sábado, en el corregimiento de Aguaclara, donde fue encontrada una cabeza humana, quien fue identificado por el Instituto Nacional de Medicina Legal como Santiago Ochoa de 22 años de edad, residente en la Urbanización La Paz.

El alcalde de Tuluá, John Jairo Gómez calificó como irresponsable, que en las redes sociales se esté afirmando que el hecho se presentó porque pertenecía a la Primera Línea sin tener indicios y sin conocer las investigaciones oficiales.

Aseguró que estas afirmaciones pueden volver a caldear los ánimos de los jóvenes y se podrían presentar alteraciones al orden público en la ciudad.