De 44 años, era padre de familia y conducía un taxi para llevar el sustento a su esposa y dos hijos. Su muerte originó protestas en Bogotá y otras ciudades del país. Cinco personas murieron.

Javier Ordóñez era un padre de familia y esposo  dedicado a conducir un taxi. Próximamente recibiría su diploma de abogado  y tenía estudios de aeronáutica. Residía en un conjunto del barrio Santa Cecilia, en la localidad de Engativá.​

Vivía con sus dos hijos de 11 y 9 años y según allegados y conocidos, se trataba de un gran padre, esposo y amigo

Este hecho ha causado gran indignación en la ciudad y el país con plantones y cacerolazos en varias ciudades, entre otros el CAI a donde trasladaron inicialmente al taxista, quien falleció en la clínica Santa María del Lago.

La ola de protestas que se desató en Bogotá , a raíz de este brutal procedimiento de la Policía, dejó 5 personas muertas. En otras ciudadades colombianas, como medellín y Cali, hubo disturbios y vandalismo.

Hoy la prensa de todo el mundo se ocupa de este hecho en colombia y lo relacionado con los recientes casos en los Estados Unidos