La Sala de Reconocimiento de la JEP aprobó la ruta de coordinación interjurisdiccional con los pueblos indígenas del norte del Cauca para llamar conjuntamente a versión a 36 comparecientes indígenas a quienes se les atribuyen hechos victimizantes en el caso 05.

Desde octubre de 2019, la JEP ha desarrollado varios espacios de diálogo intercultural y coordinación interjurisdiccional con cabildos y resguardos indígenas acreditados en el caso 05, que prioriza la situación territorial del norte del Cauca y sur del Valle del Cauca.

Esto, con el fin de preservar la Jurisdicción Especial Indígena como derecho fundamental consagrado en la Constitución y en el Acuerdo Final de Paz.

En dicha concertación, se produjo un listado de 36 comparecientes indígenas que deberán rendir versión sobre los hechos de desplazamiento forzado, conductas en contra de la libertad, violencia sexual, muertes producto del conflicto armado, confinamiento y siembra de minas antipersonal, reclutamiento, desaparición forzada de personas, ataques a la población civil y amenazas atribuidos a esas estructuras en la zona priorizada y que son mencionados en los informes presentados sobre esta situación territorial.

En el marco del caso 05, han sido acreditadas como víctimas colectivas la totalidad de organizaciones y pueblos indígenas que hacen presencia en el norte del Cauca y sur del Valle del Cauca. Las autoridades tradicionales de los pueblos indígenas de estos territorios podrán participar en todas las diligencias de versión voluntaria.​