El Departamento Administrativo de Presidencia de la República (Dapre) confirmó que César Ferrari, designado inicialmente director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), no pudo posesionarse debido a su triple nacionalidad.

Ferrari es peruano y tiene nacionalidad italiana por parentescos sanguíneos y colombiana por adopción, lo que jurídicamente no le permitía ocupar la dirección de la entidad.

Según el Artículo 29 de la Ley 43 de 1993, las personas con nacionalidad colombiana por adopción no pueden desempeñarse en ese tipo de cargos públicos, razón por la que se cayó la primera opción de Petro.

El nuevo director del DNP es filosofo de la Universidad Javeriana, magister en economía de la Universidad de los Andes y doctor en economía de la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica. Hizo su tesis doctoral sobre finanzas públicas.

Se ha dedicado a la docencia y a la investigación. Ha sido profesor, sobre todo, de las universidades Nacional y Externado. En la Nacional, fue decano de la Facultad de Ciencias Económicas y durante seis años dirigió el Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de dicha Facultad.

En el Externado se vinculó desde comienzos de los años ochenta y, con algunas intermitencias, se he mantenido como profesor en la Facultad de Economía.

Sus principales temas de investigación a lo largo de su vida académica son: política fiscal, macroeconomía, elección colectiva, dinámicas urbanas y calidad de vida, tarifas de transporte, eficiencia de la educación, ética y economía.

Fue reconocido como investigador emérito de Colciencias y es miembro de número de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas.