Durante este año, la Tecnoacademia Risaralda entregó formación básica en las líneas de Robótica y Biotecnología a 56 jóvenes de la institución indígena Dachi Dada Kera, de la vereda Kemberdé en Pueblo Rico.

Se trata de la estrategia Tecnoacademia Extensión, que llega a las Instituciones Educativas de los 14 municipios de Risaralda con las líneas tecnológicas, en convenio con la Secretaría de Educación Departamental.

De esta manera, en Kemberdé se trabajó con los estudiantes de los grados 7 al 9 con una población de 56 indígenas involucrados en conocer y aplicar los principios técnicos de los procesos biológicos que se presentan en el entorno natural del resguardo, en favor de la mejora de las actividades agropecuarias, del saneamiento básico; y potencializar la biodiversidad del territorio para posteriores proyectos productivos.

Además, este año se articuló con el Tecnoparque nodo Pereira el asesoramiento del proyecto sobre plantas medicinales de uso ancestral; donde los estudiantes adquieren competencias técnicas de conservación de flora para los ecosistemas.

Cabe resaltar la construcción del proyecto “Construcción de un Biorreactor Artesanal para la enseñanza de la ciencias básicas” en la que la mujer indígena aplica los conceptos adquiridos de las asignaturas normales del colegio, y su proyección a otros procesos dentro de la cultura que se puedan mejorar.

Además, los estudiantes repararon el microscopio para las clases de ciencias naturales y de tecnología. Otro resultado, es el empoderamiento de la mujer indígena, a través del aprendizaje en metodología de construcción de proyectos como Design Thinking, que le permite tener herramientas para el liderazgo en la comunidad, donde han aplicado a convocatorias en instituciones de educación superior para proyectos productivos, como el rescate de los saberes del territorio.