La estrategia poblacional o comunitaria para la contención de la epidemia

Es loable la tarea de los gobiernos locales y nacional en la adecuación de lugares y áreas estratégicas, como Corferias en Bogotá, los Hospitales Militar y Universitario de Santander, entre otros.

Por: Rolando Enrique Peñalosa, Director Instituto de Salud Pública U. Javeriana, y Jorge Martín Rodríguez, Profesor Investigador U. Javeriana

Es loable la tarea de los gobiernos locales y del gobierno nacional en la adecuación de lugares y áreas estratégicas, como el Centro de eventos Corferias en Bogotá, las adecuaciones al Hospital Militar, el Hospital Universitario de Santander, entre otros muchos a lo largo y ancho del territorio nacional.

Durante el 31 de marzo de 2020 se encuentran diagnosticados cerca de 850 mil casos de Covid-19 a nivel mundial, donde la tasa de letalidad es en promedio cercana al 4%. No obstante, los casos más dramáticos han ocurrido en Italia (con tasas de letalidad cercanas al 12%) o España (tasa de letalidad cercana al 8,5%).

La semana anterior un grupo de médicos italianos reportó que es necesario cambiar el enfoque, los hospitales, según ellos se han convertido en centros de contagio e infección por los múltiples contactos que se tienen entre los pacientes infectados con el personal sanitario (en Italia se reporta la muerte de más de cinco decenas de médicos que han atendido a estos pacientes), los múltiples contactos entre el personal sanitario que entra y sale del hospital (ambulancias con los paramédicos), al igual que los contactos involuntarios, pues a pesar de las medidas de asepsia y antisepsia, el personal de salud, que puedan ingresar el Covid-19 a las casas.

Es indudable los esfuerzos que el gobierno nacional, las gobernaciones y alcaldías están haciendo en las medidas de cuarentena, aislamiento social, disminución de las interacciones, teletrabajo, procesos de desinfección, entre otros, los cuales con seguridad están dando tiempo para preparar los servicios de salud de mediana y alta complejidad.

Es loable la tarea de los gobiernos locales y del gobierno nacional en la adecuación de lugares y áreas estratégicas, como el Centro de eventos Corferias en Bogotá, las adecuaciones al Hospital Militar, el Hospital Universitario de Santander, entre otros muchos a lo largo y ancho del territorio nacional.

A pesar de todo el esfuerzo anterior, los gobiernos nacional y local no deben perder el foco en la prevención. Si entre el 5%-10% de los Colombianos están saliendo a trabajar o cumplir sus labores por estar dentro del grupo de las excepciones, a estas personas se les debe promover los procesos de desinfección al llegar a sus sitios de trabajo, al hogar, además de garantizar, según el riesgo, los Elementos de Protección Personal.

No obstante, la atención del brote debe continuar con esfuerzos y recursos en el nivel comunitario, lo cual incluye acciones que se están haciendo. Se necesita redoblar esfuerzos en la detección y seguimiento de contactos (de fuente primaria conocemos las acciones que se están haciendo con los contactos de los casos importados y de aquellos relacionados), y de los casos que están apareciendo a nivel comunitario.

Se debe tomar temperatura al ingreso a estaciones de transporte público, visitas domiciliarias de seguimiento donde se han presentado los contactos, supervisar más estrechamente los casos, al igual que los contactos de estos.

También se ha hablado de las pruebas de tamizaje, los cuales deben priorizarse, primero a los contactos de los casos a nivel comunitario, segundo a los contactos de los casos a nivel hospitalario, tercero a las personas que presenten casos de infección respiratoria aguda que tengan algún tipo de antecedente de contagio; por ejemplo, si han tenido alguna sospecha de contacto con casos, con extranjeros, con personal sanitario con o sin síntomas, entre otros, y por supuesto, si alcanzaran los recursos, de forma aleatoria a población general (en el uso de transporte público, en los centros comerciales, a los domiciliarios, a los que trabajan en manipulación de alimentos, entre otros).

Igualmente, se debería pensar, en realizar encuestas a grupos poblacionales que permita hacer seguimiento sobre los síntomas causados por el virus a través de teléfonos móviles o a través de los múltiples medios que ofrece la virtualidad.

Esto permitiría identificar grupos que deberían tener una respuesta georreferenciada y focalizada. La estrategia poblacional es clave, por supuesto sumado a la promoción de los comportamientos individuales que deben constantemente estimularse y fortalecerse.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.