El titular del despacho, Carlos Humberto Orozco, dijo que la Organización Panamericana de la Salud y el gobierno nacional reconocieron el manejo dado a la emergencia. La ciudad refleja cifras menos críticas que la de otros municipios del país y del Eje Cafetero.

La pandemia por la Covid-19, que afecta al mundo, al país y a Manizales, cambió forzosamente la planificación y puso a prueba el talento humano y la infraestructura del sector salud para velar por la integridad de todos los habitantes del municipio.

El 12 de marzo de este año se registró el primer caso en Manizales y esto representó el punto de partida de la pandemia en la capital caldense. Con corte al 30 de diciembre se han registrado más de 21 mil casos de coronavirus (10.680 recuperados y 10.202 activos) y han fallecido 310 personas.

“Las cifras demuestran una situación menos crítica que la de otros municipios del país y del Eje Cafetero. Es así como Manizales fue la última ciudad capital de Colombia en llegar al pico de la pandemia.

Esto se debe en buena parte a la cultura ciudadana, a la correcta adopción de los protocolos de bioseguridad y a la atención oportuna de las medidas restrictivas para frenar la curva de contagios: pico y cédula, toques de queda, jornadas de sensibilización, operativos de vigilancia y control y campañas de prevención y socialización en las zonas urbanas y rurales de Manizales”, afirmó Carlos Humberto Orozco Téllez, secretario de Salud Pública.

La tecnología y el análisis de datos aplicado a la pandemia en Manizales llevó al desarrollo de un sistema efectivo para monitorear los casos a través de georreferenciación. Este fue reconocido por la OMS y actualmente es modelo en el país.

El ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz, reconoció a Manizales como la capital con menos muertes en Colombia. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) también resaltó el manejo institucional de la pandemia. “Manizales es la ciudad capital de Colombia con el mejor balance entre salud y recuperación económica”, declaró en su momento Gina Tambini, representante de la OPS.

En la pandemia, en Manizales se duplicó el número de camas UCI, al pasar de 117 a 235 unidades para la atención crítica de pacientes. Esto ha sido clave para salvar la vida de miles de personas y a su vez determinante para evitar que la alerta roja por ocupación

Otro logro fue la apertura de la única Unidad de Salud Mental Integral en un hospital público del país, como es el caso del Hospital General San Isidro. Para la Administración Municipal es prioridad este punto, más aún cuando la pandemia ha incrementado las enfermedades mentales.

San Isidro ha sido importante durante esta emergencia, y la noticia de su paso de primer a segundo nivel de complejidad significa mejor y mayor calidad en los servicios de salud pública. Además, la apertura de las unidades de Cuidados Intensivos e Intermedios llegó en el momento en que la ocupación de camas UCI en la ciudad superaba el 60% (alerta naranja) y evitó una alerta roja, lo que hubiese sido preocupante. a.

A continuación, logros importantes:

El aumento de un 50% de camas UCI en plena pandemia. 235 unidades de cuidados intensivos para atender la salud de los manizaleños. 60 mil ciudadanos impactados con la campaña de sensibilización y pedagogía para frenar la curva de contagios por la COVID-19.

100 mil ciudadanos impactados con los operativos para socializar las medidas de autocuidado y protocolos de bioseguridad para frenar las cadenas de contagio por la COVID-19. El reconocimiento hecho por el Ministerio de Salud Pública y la Organización Mundial de la Salud por el sistema efectivo para la georreferenciación de casos COVID-19.

Recorridos por las 12 comunas de Manizales llegando a 60 mil ciudadanos para identificar casos sospechosos o positivos de COVID-19 lo confirman. Una cobertura de afiliación al Sistema General de Seguridad Social en Salud del 94% en Manizales.