La Empresa de Aseo de Pereira se ha dado a la tarea de identificar, clasificar y atender los puntos críticos de desechos y basuras.

La gran cantidad de escombros y elementos inservibles que las personas disponen de manera indebida en el espacio público se ha convertido en una problemática que afecta la salubridad de los ciudadanos y la imagen de la ciudad, ya que se han detectado alrededor de 152 puntos críticos en toda Pereira.

Dicha situación preocupa tanto al Gobierno de Ciudad como a la empresa de Aseo de Pereira, por tal motivo se han dado a la tarea de identificar y clasificar los lugares convertidos en basureros crónicos que no tienen responsables.

Estos lugares son clasificados en dos tipos. El tipo A son los puntos más grandes, con mayor cantidad de escombros y que por su tamaño requieren un trabajo más complejo o maquinaria adicional; de este tipo hay 33 en la ciudad.

El tipo B puede ser más pequeño pero presenta más residuos, con esta clasificación hay identificados 119.

La recolección y limpieza de estos puntos críticos en la ciudad de Pereira se programó durante las horas de la noche, en un turno que comienza a las 10 p.m. y termina a las 6 a.m. durante todos los dias de la semana. Con dicha estrategia se pretende frenar la acumulación de desechos, los cuales se esparcen durante el día a lo largo y ancho de aceras, calles y separadores

Aunque la Empresa de Aseo y su operador Atesa han reforzado las campañas de limpieza durante algunas noches en todos los sectores, la idea concientizar cada vez más a la ciudadanía para tener una Pereira más limpia.

El gerente de la empresa de Aseo de Pereira reiteró el llamado a los pereiranos para que ayuden a mantener una ciudad más limpia. “Invitamos a todas las personas para que no arrojen escombros, desechos o elementos inservibles en cualquier lugar, y solo lo hagan cuando llegue la jornada a su sector, allí pueden disponer los elementos de manera gratuita.

Esta es una iniciativa de embellecimiento de la ciudad y cultura ciudadana, que tiene como principal objetivo, que los ciudadanos tomen conciencia de esta problemática y no sigan convirtiendo sus barrios en focos de basura o puntos críticos”, afirmó Mario León Ossa.