Por la pandemia del coronavirus, la destilería inició la producción de 100 mil litros de alcohol que serán distribuidos en la región como medida preventiva por el COVID19.

Gracias al apoyo con insumos de otras empresas como el Ingenio Risaralda, Jabonerías Hada y Super de Alimentos, la ILC puso a disposición su planta de envasados y su personal altamente calificado para comenzar esta labor.

Juan David Alzate López, Gerente de Abastecimiento y Producción de la Industria Licorera de Caldas, afirmó que como parte de la Responsabilidad Social Empresarial de la compañía, “vamos a estar disponiendo del alcohol glicerinado, dándole prioridad a toda la red hospitalaria de la región y algunos privados y púbicos que requieren de este insumo tan vital y escaso en este momento”.

Por su parte el ingeniero químico Orlando Duque Castro, Profesional Especializado en Elaboración de Licores de la ILC, explicó el proceso de producción del alcohol glicerinado y sus beneficios

“Es un proceso sencillo en el que se busca agregarle glicerina al alcohol a 70%, con el fin de que el alcohol no reseque tanto la piel. La glicerina simplemente cumple una función emoliente y el alcohol etílico es el producto que sirve como microbicida para eliminar todas las bacterias y virus en las superficies”.

Alzate López agregó que se cuenta con el personal y con turnos diarios para atender la contingencia. “ Estamos abastecidos, tenemos alcohol extraneutro, tenemos glicerina y con esos dos ingredientes y el agua vamos a producir el alcohol glicerinado con el que vamos a estar apoyando a toda la región. También estamos a la espera de la autorización del Invima para producir alcohol antiséptico y empezar a distribuirlo a toda la región para que podamos estar protegidos”, concluyó.