La decisión se adoptó teniendo en cuenta que en lo que va del 2021 se han decomisado 6.569, lo que representa un incremento del 105%, en el 2020 se subió a 5.478 y el año 2019 se incautaron 3.804 armas traumáticas.

Es inminente el decreto que restringirá el uso de armas traumáticas en el país. Se espera, incluso, que estas tengan la misma regulación de las armas de fuego. Es más, los permisos para su porte solo se expedirán de manera excepcional.

Según el decreto que prepara el Ministerio de Defensa, los argumentos para regular el uso de estas armas se fundamentan en el análisis de los registros estadísticos con que cuenta la Policía Nacional, los cuales evidencian una afectación importante a la convivencia y seguridad ciudadana por estas.

En el año 2019 se incautaron 3.804 armas traumáticas, en el 2020 se subió a 5.478 y en lo corrido de 2021 se han decomisado 6.569, lo que representa un incremento del 105% en comparación con el 2018, cuando se habían incautado 3.201 de estas.

Solo en Bogotá, 85 armas de fuego y 190 armas de fogueo han sido incautadas durante las últimas tres semanas, desde que inició el plan de intervención de seguridad para frenar el pico de inseguridad.