Esa subregión del departamento fue la que tuvo mayores afectaciones estructurales. Los daños se dieron específicamente el municipio de Palestina, en la vía La Plata y Santágueda.

Las principales afectaciones estuvieron en tres edificaciones del sector, que quedaron destechadas por el vendaval que se presentó desde las horas de la tarde hasta la noche de ayer  lunes 8 de febrero.

Para la evaluación y reconstrucción de las viviendas, la Unidad de Gestión del Riesgo departamental y municipal se apoya con la Secretaría de Planeación municipal, diferentes arquitectos e interventores.

Si bien Caldas está en temporada seca, estos cambios de temperatura en el departamento son normales en climas tropicales, se presentan algunas lluvias debido a la transición entre periodos secos a húmedos.

La jefe de la Unidad de Gestión del Riesgo de Caldas, Carolina Restrepo Botero, dijo que a mediados de marzo comienza la primera temporada de lluvias del año, a la cual se debe estar muy atentos desde las coordinaciones municipales para comenzar con el plan de contingencia en todos los municipio.

Desde la Unidad de Gestión del Riesgo también se estuvo al tanto del monitoreo realizado por el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales, en torno a una señal emergente en la tarde del lunes asociada a un aumento del caudal de Río Claro, relacionada con fuertes lluvias en la parte alta del Parque Natural Nacional los Nevados.