Casi 600 familias han sido damnificadas por el invierno en Risaralda. Pueblo Rico, Marsella, Santa Rosa y Pereira, han sido los municipios más afectados.

La Gobernación de Risaralda viene adelantando acciones en conjunto con los municipios y el Gobierno Nacional, con el objetivo de hacer frente a los estragos que ha causado la segunda temporada de lluvias que se presenta en el país desde el pasado mes de septiembre.

Los deslizamientos, vendavales, inundaciones y caídas de árboles, han sido las constantes en el departamento, sin embargo los municipios como: Pueblo Rico, Marsella, Santa Rosa y Pereira, son lo más perjudicados por las precipitaciones de los últimos meses.

“La Gobernación viene acompañando a los alcaldes en  evaluaciones técnicas a diversos sectores, así como fortaleciendo el proceso de conocimiento del riesgo, como también la atención de emergencias a través de la asistencia humanitaria y asesoría en declaratorias de calamidad pública cuando es solicitado por los municipios”, aseguró Diana Carolina Ramírez Laverde, Coordinadora Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres.

Además de lo anterior, indicó la funcionaria que según el Ideam, la  temporada de lluvias estaba proyectada hasta mediados del mes de diciembre, pero la consolidación de un Fenómeno de La Niña podría extender las lluvias hasta el mes de marzo de 2021.

Desde la Gobernación de Risaralda se resalta la importancia de trabajar de manera articulada con todas las entidades regionales y nacionales, como también se hace un llamado especial a la comunidad para que en su territorio identifique las zonas en riesgo y acuda a las autoridades para dar una respuesta oportuna y/o se logre una reducción de posibles eventos.