Este martes se inicia una nueva fase del manejo de la pandemia en todo el país. Sin embargo, a Caldas no ha llegado la oleada de casos positivos proyectado.

El  departamento se encuentra en proceso de iniciar la gran recolección de la cosecha cafetera, situación que –en caso de descuidar los protocolos de bioseguridad- podría aumentar la incidencia del COVID-19.

“Si bien es cierto que a nivel nacional la curva va en descenso, el comportamiento de la pandemia ha sido diferente entre en las regiones. En la zona cafetera, particularmente, se ha retrasado ese pico”, indicó el director de la Territorial de Salud de Caldas, Carlos Iván Heredia.