La Constitución Política de 1991 estableció que para que un candidato presidencial gane en primera vuelta, el aspirante necesita obtener la mitad más uno de los votos válidos depositados en las urnas. Sin embargo, este hecho, únicamente, se ha presentado en dos ocasiones.

“El presidente de la República será elegido para un período de cuatro años, por la mitad más uno de los votos que, de manera secreta y directa, depositen los ciudadanos en la fecha y con las formalidades que determine la ley.

Si ningún candidato obtiene dicha mayoría, se hará una nueva votación que tendrá lugar tres semanas más tarde, en la que solo participarán los dos candidatos que hubieren obtenido las más altas votaciones, se explica en el artículo 190 de la Constitución.

Las encuestas sobre intención de voto han mostrado que ninguno de los seis candidatos presidenciales está por encima del 50 %.

De acuerdo con el censo electoral, más de 39 millones de colombianos están habilitados para votar y, pese a que el número de votos en elecciones presidenciales tiende a aumentar, se debe tener en cuenta la abstención del voto por parte de algunos ciudadanos. De hecho, en las legislativas este porcentaje superó el 45 %.

Este domingo se llevarán a cabo las elecciones presidenciales, en las que los colombianos podrán ejercer su derecho al voto y elegir a su candidato favorito a la presidencia de la república.